te-para-los-fantasmas.jpg

Chris Vuklisevic

Té para los fantasmas

22,95€ P.V.P. (papel)    |   10,49€ P.V.P. (ePub)

Entrad en el salón de té. Deleitaos con una taza caliente al abrigo de la lluvia. Escuchad su historia

Agonie es bruja. Félicité, pasadora de fantasmas. Un profundo silencio se ha interpuesto entre estas dos hijas de pastor durante treinta años. Sin embargo, la brutal muerte de su madre las obliga a reunirse de nuevo, muy a su pesar.

Para revivir sus últimas palabras, tendrán que encontrar al fantasma de su madre, por lo que se verán obligadas a recorrer juntas el pasado de esa mujer que amó a una y rechazó a la otra. Pero el fantasma de su madre no aparece por ningún lado, y los testigos de su vida, vivos o muertos, pintan un retrato extraño, incluso contradictorio.

¿Qué quería decirles antes de morir? ¿Quién era realmente esta mujer fragmentada y múltiple?

La búsqueda de la verdad llevará a las dos hermanas desde las calles de Niza hasta el desierto de Almería, desde el Valle de las Maravillas hasta los pueblos abandonados de la Provenza, y a las profundidades de los silencios familiares.

Formato Papel:

ISBN: 978-84-10138-16-2
416 páginas
Código: 3655017
Idioma: Castellano
Traductor:
M. Dolores Torres París

Formato ePub:

ISBN: 978-84-10138-17-9
Código: 3655018

La prensa dice

"Una novela en la que cada lector y cada lectora, de manera mágica, se reconocerá a sí mismo". Livres Hebdo

"Una novela inteligente, de maravillosa creatividad, difícil de dejar". Page

"Té para los fantasmas atraerá a muchos amantes de la literatura imaginativa (y, digámoslo en bajito, también a los amantes del té)". Boojum L'Animal Litteraire

"Una novela atmosférica, perfecta para el próximo otoño y que da escalofríos". Viabooks

¿Todavía no

Conoces al autor?

Chris Vuklisevic

Nací en 1992 en el sur de Francia, en esa franja entre mar y montaña llamada Costa Azul. Crecí allí con mi madre, mi padre, mi hermana y la bruja. Sí, la bruja siempre estaba presente, en algún lugar entre las sombras. En la televisión, dándole la manzana a Blancanieves; en el mocho verde y la escoba del armario de la limpieza; en los cuadernos, donde garabateé mis primeros cuentos. La bruja me acompañó en mis largas tardes en la biblioteca y en el camino de vuelta a casa; hasta cuando devoraba libros de los que ella estaba ausente, seguía al acecho. Incluso se coló en mis maletas cuando me fui a vivir a París, a Irlanda y a Bretaña. En mi primera novela, Derniers jours d´un monde oublié, ella, por supuesto, se hizo un hueco. Pero fue con esta novela cuando realmente tomó forma, se hizo corpórea; se volvió tan inmensa, tan compleja, que se encarnó en varios personajes de mujeres, cada una de ellas bruja a su manera. Se rodeó de fantasmas y máscaras, de mariposas y de teteras salvajes. Esa bruja es esa voz profunda que cuenta las historias cuando se apaga la luz. Para escucharla, todo lo que hay que hacer es silenciar el mundo que nos rodea, colocar un té humeante sobre la mesa y prestar atención.

+ INFO
Chris Vuklisevic

Novedades

NARRATIVA

La fotógrafa de los espíritus - Desy  Icardi
Desy Icardi
La fotógrafa de los espíritus
Catorce días - Margaret  Atwood
Margaret Atwood
Catorce días
Cuidar de ella - Jean-Baptiste  Andrea
Jean-Baptiste Andrea
Cuidar de ella
Un paso a dos - Javier  Santiso
Javier Santiso
Un paso a dos
Buenas noches, Irene - Luis Alberto  Urrea
Luis Alberto Urrea
Buenas noches, Irene
La Biblioteca de la Medianoche (bolsillo) - Matt  Haig
Matt Haig
La Biblioteca de la Medianoche (bolsillo)
La vida imposible - Matt  Haig
Matt Haig
La vida imposible
Cama adentro - Leticia  Bianca
Leticia Bianca
Cama adentro
Mejor cerca del agua - Paula  Babot
Paula Babot
Mejor cerca del agua